Qué y Cómo: Conociendo mi segmento en las redes sociales

En nuestros qué y cómos hemos hablado de benchmarking, social listening y monitoreo de redes pero no hemos tocado el punto medular. No podemos comunicarnos si no hay nadie escuchando, la comunicación necesita de dos partes y un medio que en nuestro caso, son las redes sociales.

Podríamos estar mandando toda la información posible, tener una estrategia “muy buena” y estar invirtiendo una gran cantidad de dinero pensando que nos traerá ganancias y es muy seguro que solo sea dinero perdido si no le estamos hablando a las personas correctas.

Usualmente te encontrarás con que las personas a cargo de una marca creen estar muy convencidas de quienes son sus consumidores pero sabemos perfectamente que este tipo de aseveraciones son truculentas. Un recepcionista puede ver llegar a cientos de mujeres u hombres de determinadas edades y por tanto asegurar que ellos son sus clientes pero ¿Quién consume realmente el producto o el servicio y a quién debería estarle comunicando mis beneficios?



Una madre o padre de familia hacen las compras del super y con base a una estadística pudiéramos decir que una persona de determinado género, edad y nivel socioeconómico es nuestro consumidor estrella pero qué hay detrás de su compra? Para el super, puede funcionar esa estadística pero para ti como marca de un producto es una historia distinta?

Tal vez su esposo/a o sus hijo/as le pide un shampoo de tu marca aunque por sí sola, la persona nunca lo hubiera considerado y es ahí donde podríamos estar fallando rotundamente con nuestras estrategias.

Para segmentar a nuestra audiencia en las redes sociales tenemos que dividirlos en grupos con determinadas características considerando cosas como las ya mencionadas antes, edad, género, nivel socioeconómico pero también cosas como la frecuencia de sus compras, dónde viven, qué les gusta y datos menos obvios que nos ayudarán a mejorar notablemente nuestro engagement.

¿Cómo puedo segmentar mi público?

Hay mil y un maneras de hacer una segmentación y como la realizas va a depender de los objetivos de tus campañas y de tu estilo de comunicación. Aquí te dejo los más usados.

Demográfica: Recoge datos como su edad, género, sexo, estado civil, NSE, ingresos, religión, etc.

Geográfica: ¿Dónde viven tus clientes?

Antigüedad: Son los clientes que conocen tu marca desde hace mucho tiempo y consumen fielmente o que simplemente nos conocen muy bien.

Influencers: Son clientes con grandes seguidores en las redes, fanáticos de las marcas y que están dispuestos a impulsarla siempre que sientan que la marca también los cobija a ellos.

Si te gustó este post y quieres recibir información sobre lo que pasa
en los medios digitales y actualizaciones en marketing digital, 
no olvides suscribirte a mi blog.




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba