Cómo no infringir el copyright: Mars Argo vs That poppy.

EL Copyright es un tema escabroso que los creadores de contenido debemos tener muy presente, no solo para proteger nuestras obras sino también para no caer en el plagio o cometer algún delito que pueda tener repercusiones muy serias para nuestra vida laboral o nuestras carreras artísticas. Comenzaremos este post citando a nuestra queridísima wikipedia revelándonos el maravilloso significado de Copyright o derecho de autor:

“El derecho de autor es un conjunto de normas jurídicas y principios que afirman los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el simple hecho de la creación de una obra literaria, artística, musical, científica o didáctica, esté publicada o inédita”.

¿Qué quiere decir esto?

Qué no puedes reproducir todo lo que ves en Internet solo porque se encuentra ahí. Muchas de las creaciones que podemos observar en distintos blogs, perfiles, páginas y demás repositorios en Internet están sujetos a distintos tipos de licencias de uso y lo más probable es que nunca te enteres hasta que una demanda llegue a tus manos.



Justo así como le pasó a la marca ThatPoppy, Poppy, Titanic Sinclair y básicamente todos sus derivados cuyos responsables responden a los nombres reales de Moriah Rose Pereira y Corey Mixter respectivamente y como nos lo explica el siguiente video.

 

En este caso el copyright juega un papel muy importante como evidencia no solo de el uso inadecuado de una marca sino también como prueba contundente de el acoso que Mars Argo sufre por parte de su ex pareja y Poppy quienes no solamente han hurtado “el estilo” del personaje sino literalmente hacen referencia a sus contenidos en cada vídeo publicado, llegando al punto de haber robado incluso ropa que Brittany aka Mars Argo tenía en su propio clóset.

Ambos Titanic Sinclair y Mars Argo, colaboraban en Youtube bajo el nombre de “The Computer Show” y también en sus respectivos canales. A pesar de ello, las acciones no solo se dividián entre ambos personajes como anteriormente se creía. El padre de Brittany era dueño del 80% de las acciones de la empresa y continuamente aportaba presupuesto para la producción de materiales. Gracias a ello es que una demanda de este tipo ha podido llevarse a cabo y se ha podido vincular el delito de acoso con el de violación a los derechos de autor.

Y de una vez aprovechamos para hablar de ellos, las licencias en el ámbito digital son exactamente iguales que offline. Es importante que protejas tu trabajo porque nunca sabes cuando alguien podrá afectarte. Es importante que sepas que el autor debe mencionar las condiciones en las que quiere que su obra sea (o no) usada y mucho tiene que ver con pagos. En Internet existen diferentes tipos de intermediarios que pueden ayudarte a elegir mejor la licencia que mejor se adapta a ti entre las cuales podemos encontrar:

Copyright (c)

Es la licencia más restrictiva que liga todos los derechos al autor y esta no puede ser reproducida, distribuirse,  comercializada, modificada ni ser usada bajo ningún concepto sin su autorización y después de 70 años de la muerte del autor, los derechos pueden pasar a dominio público. Con esta licencia podemos:

  • Reproducir pequeñas cantidades de texto o figuras cuando se trate de libros (siempre y cuando no sean textos o manuales universitarios).
  • Docentes podrán mostrar la obra en clases físicas sin reproducirla ni distribuirla.
  • Podremos distribuir el material a los alumnos como institución solo si se le remunera al autor por medio de algún intermediario.
  • Debemos citar el autor y la fuente.

Copyleft

La lógica fue “sí hay un right, también debe haber un left” y esta licencia se rige bajo la premisa de ser todo lo opuesto a lo que ya se había establecido primeramente con los derechos de autor.  El Copyleft es exactamente lo opuesto, te permite ser participe de una obra o crear obras derivadas de cualquier tipo,  siempre y cuando se mencionen las respectivas autorías.

Creative Commons (CC)

Es una licencia que te deja decidir que derechos quieres ceder y bajo que términos, es la licencia más reciente creada a partir del 2001 en respuesta a los vacíos que dejaban las licencias anteriores.  Es una de las más complejas pues de ella derivan diferentes categorías y combinaciones que nadie puede explicar mejor que ellos.   

Antes de adquirir una debes tener muy en claro lo que necesitas ¿Permitirás su uso comercial? ¿Necesitas atribución? Este tipo de licencias te permite regalar completamente tu trabajo hasta pedir un cobro.

Infórmate y protege tus obras, de ser necesario pide asesoría a un profesional.

Sí te gusta mi contenido, suscríbete a mi blog al final de la página.




Deja un comentario