¿Es el fin de Facebook? El escándalo de Cambridge Analytica

¿Alguna vez creíste que verías a Mark bebé Zuckerberg santo patrono de las redes sociales admitir que Facebook se le ha salido de las manos? Pues hoy es un buen día para actualizarte en lo que puede ser el escándalo más grave que ha habido en años en torno a la seguridad en Internet y lo que marca un antes y un después en torno a la forma en la que interactuamos con las redes sociales (me la haces una vez, dos es mi culpa).

Así fue, después de tantas negativas por parte de la empresa a aceptar la posibilidad de que los datos de los usuarios han sido ilegalmente sustraídos, Zuckerberg ha lanzado un comunicado en su página dando a conocer su preocupación y dando una de las declaraciones más contundentes que puede hacer un fundador.

“Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos y si no podemos hacerlo, entonces no merecemos servirles”.

Y sí,  Mark, el primer paso a la sanación es la aceptación pero en este problema no solo hay responsabilidad para Facebook o la empresa Cambridge Analytica sino también todos y cada uno de los usuarios que irresponsablemente hemos compartido nuestros datos como moneda de cambio.

¿Qué es eso de Cambridge Analytica?

Bueno pues, es nada más y nada menos que la empresa que hizo que Facebook perdiera 37.000 millones de dólares en tan solo un día (y la suma va en aumento). ¿Cómo lo hizo? Facilísimo, esta empresa se dedica a crear campañas publicitarias con la finalidad de “modificar” el comportamiento de las audiencias mediante el análisis de datos.

Parece no ser tan grave ¿verdad? Digo, todas las agencias publicitarias lo hacemos pero hay un factor que diferencia entre los profesionales y a los ambiciosos que saben hacer ciertos trabajos y es la É-T-I-C-A.



El problema con Cambridge Analytica es que los datos que utilizaron estos años fueron tomados ilegalmente de la plataforma Facebook y aquí es donde entras en juego tú. ¡Si tú! 👏

Tú jugando a ver que tipo de taco eres, tú cambiando tus fotos al sexo opuesto y tú viendo tu tipo de personalidad regalaste todos tus datos y no le diste importancia (o bueno tal vez eres uno de esos usuarios responsables que no comparte nada, no cae en tentaciones y solo tiene Facebook porque se lo hizo su sobrino).

Pero claro, Facebook tenía que protegernos, ¿no? Todos confiábamos en que la red azul no nos defraudaría, creímos que nuestros datos iban a estar seguros y que las empresas solo buscaban acceso a las estadísticas certeras de nuestro comportamiento y estábamos bien con eso pero la misma red nunca se espero un embate como este.

Para entender a profundidad este tema  hay que saber que sus raíces son muuy largas pues resulta que la empresa Cambridge Analytica no obtuvo los datos de primera mano y esta situación es todo un entramado de personas, empresas y políticos echándose la bolita.

Aleksandr Kogan, un profesor de la universidad de Cambridge desarrolló en el 2013 una app en Facebook que fungía como test de personalidad. Dicho test tomaba tu información y la de tu lista de amigos sin su consentimiento que iba desde tus “me gusta”, hasta tus mensajes PRIVADOS.

Alexandr Kogan, el profesor detrás del robo de datos.

Ahora, detente a procesar un segundo esa última frase.

Lo que sucedió después fue el colmo de la ilegalidad pues Facebook entre sus cláusulas dice que los datos recopilados en sus aplicaciones solo pueden ser usados por sus aplicaciones y bajo ningún concepto pueden ser vendidos o transferidos y ¿adivina qué fue lo que hizo Kogan? Por supuesto los vendió.

¿En que se usaron los datos?

Bueno, primeramente cayeron en manos de Cambridge Analytics quienes utilizaron la información de Facebook en conjunto con la que recopiló Kogan y lograron crear información y mensajes  personalizados para tipos de perfiles psicológicos de usuarios.

Entre estos tipos de mensajes encontramos las famosas “Fake News” o noticias falsas que tan famosas fueron en las campañas políticas de Estados Unidos y tan polémica es esta noticia que la información se vió descubierta justamente porque estas Fake News tuvieron la finalidad de desestabilizar las elecciones.

En palabras de Christopher Wylie ex empleado de Cambridge Analytica “la empresa se enfocó en -cambiar la cultura- en vez de la política”.

La estrategia fue simple, hacer sitios, blogs y páginas cuyo diseño pareciera confiable y cuyo contenido se leyera lo más creíble posible, únicamente para hacer al lector cuestionar a los grandes medios por no cubrir aquello que parecía ser real e importante.

Christopher Kogan Imagen tomada de la CBC.ca

Con esto lograron literalmente cambiar el comportamiento de una gran cantidad de votantes en un acto que según el propio Wylie es una violación a sus derechos humanos.

Esta noticia es bastante larga y siguen apareciendo datos y declaraciones que aumentan la gravedad de este asunto. 
¿Quieres seguir este tema? Suscríbete a mi blog y entérate de las noticias más importantes del marketing digital.




One thought on “¿Es el fin de Facebook? El escándalo de Cambridge Analytica

Deja un comentario