Justicia en las redes: De las palabras a la acción (Charlottesville)

Tanto si eres un adicto a las redes o te gusta mantenerte informado de las noticias globales, te darás cuenta de que Charlottesville está pasando un mal momento. Personas que comparten la ideología racista de la supremacía blanca están causando alborotos en Estados Unidos por el comunicado de la remoción de una estatua de la confederación.

Para ponerte en contexto, esta estatua representa el movimiento pro-esclavitud y apoya la idea de que “la raza blanca” es superior a las demás y aún existe  porque muchas personas argumentan que también significa el orgullo de la resistencia en la guerra civil estadounidense.




La cosa es que la situación se volvió violenta porque “los supremacistas blancos”, neonazis y conservadores empezaron a marchar en contra de la remoción de la estatua y anti-fascistas, promotores de la paz y población preocupada por esta muestra de falta de humanidad también marchó paralelamente en contra de el alboroto. El día de hoy en un suceso terrible una chica fue asesinada  y fueron heridos muchos otros a causa del impacto premeditado de un auto por causa de uno de los promotores del odio.

El rol de las redes sociales frente a las tragedias

Las redes dieron cuenta de todo lo sucedido, han compartido videos y demás pruebas para exigir justicia pero no solamente para este lamentable hecho. En un arranque de genialidad han unido fuerzas para encontrar los perfiles y datos de los principales promotores de estos movimientos y ataques para que sean despedidos de sus trabajos.

Todo comenzó con Gregg Davis, un residente de Misouri que pedía a otros que identificaran a los violentadores en un post que se viralizó y que muy rápidamente se plagó de fotografías agrandadas de los rostros de personas cometiendo delitos dentro de las protestas.

Cada fotografía dice cosas como “”¿Me conoces?”, “¿Eres mi jefe?”, “Yo estaba en una protesta nazi en Charlottesville”.  E incluso se ha creado una cuenta de Twitter para cumplir este fin e informar tanto a escuelas como a las empresas.

Estas acciones han tenido verdaderos impactos en algunas empresas como Top Dog en el que podemos encontrar en sus reviews que ya han dado de baja a uno de sus empleados por no representar sus valores como empresa. Sin embargo, los esfuerzos aunque geniales, son mínimos en comparación con la magnitud que están tomando estas revueltas.

Deseamos que pronto regrese la paz a nuestros vecinos y que las demostraciones de odio cesen.

Espero que  esta información útil, si quieres que escriba sobre algo en 
específico, tienes alguna duda o comentario, te espero aquí abajito en 
la caja de comentarios.

 



Un pensamiento en “Justicia en las redes: De las palabras a la acción (Charlottesville)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba