Kik no puede contra los depredadores sexuales.

Kik está plagado de depredadores sexuales que van sobre los menores de edad incautos en la applicación y no hay nada que Kik pueda -quiera- hacer. Aunque esta situación no es exclusiva de Kik, podemos encontrarla en todas las redes y definitivamente algo está fallando en la forma en la que estamos cuidando a nuestros niños y adolescentes.

La diferencia es que Kik es la boca del lobo en cuestión de inseguridad para el mercado al que justamente está dirigido y  no es nada nuevo, en el 2016 ya CBC había hecho una investigación muy escueta pero efectiva al respecto.  Crearon un perfil falso llamado “Alicia” y el resto es algo que podremos corroborar todos los que hemos estado en una situación similar de recibir mensajes como los que recibió este perfil:

“Pocos minutos después de descargar Kik, una aplicación de mensajería popular, Alicia, de 13 años de edad, empezó a recibir textos al azar de extraños que querían saber acerca de sus fantasías sexuales” menciona el artículo.

Hace un tiempo ya, que muy malamente se calmó la paranoia en las redes en la que nadie posteaba sus datos personales o dejaba que los niños tocaran una computadora sin ser supervisado por un adulto responsable y esto se está saliendo de control.

No hay forma en que podamos librarnos de esta como padres o tutores de un menor. Kik no está haciendo nada por volver su plataforma más segura (ciertamente pudiera poner opciones de seguridad y verificación efectivas) pero el abandono que están sufriendo nuestros hijos en cuestión de supervisión no es culpa de ninguna red social.

Ultimamente en Kik se han estado encontrando grupos y redes de pornografía infantil y se han capturado -muy pocos- traficantes de este tipo de material. La cuestión es que no se han capturado pocos porque sea un problema ocasional sino porque la red guarda muy bien el anonimato de las personas ocasionando problemas de acoso, extorsión y casos aun más graves que no pueden ser resueltos gracias a esto.

Además Kik no elimina los perfiles de las personas implicadas o denunciadas por este tipo de delitos y a pesar de las promesas de la compañía, el tiempo corre y nada pasa. No te estoy diciendo  que vayas e intervengas todas las cuentas de tus hijos ni que irrumpas en su privacidad pero dialogar con ellos sobre esta problemática y darles información sobre como lidiar con ello (además de solicitar que te informe de ese tipo de situaciones) nunca estará de más.

¿Qué tanto conoces a tus hijos?

Espero que  esta información útil, si quieres que escriba sobre algo en 
específico, tienes alguna duda o comentario, te espero aquí abajito en 
la caja de comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba