Prohibida la entrada a influencers en este hotel #BloggerGate

Bien dicen por ahí que no por cambiar el dispositivo, cambia el contenido y es que esta polémica solo es comparada con una de esas noticias faranduleras que por alguna razón le gusta seguir a la gente. Sin embargo su importancia radica en la genialidad que parece emanar de una de las partes y las ganancias que se han generado en publicidad.

En este drama hay dos actores, la “influencer” Elle Darby y Paul Stenson, propietario de White Moose Cafe y el hotel Charleville Lodge es un poco hilarante. La historia comienza con una carta petición de parte de la chica pidiendo una especie de colaboración entre  marcas ofreciendo publicidad en sus canales (Youtube e Instagram) a cambio de estadía gratuita para ella y su novio en su viaje de San Valentín.

A Stenson no le pareció nada gracioso y publicó la carta con una leyenda en la que criticaba la conducta de la joven pues el nunca se atrevería a pedir algo gratis, mucho menos de parte de una “influencer” con menos seguidores que sus cuentas, como explicaba en tuits posteriores.



A pesar de que nunca se mencionó el nombre de la jóven e incluso en el correo se tomó la precaución de eliminar su nombre, Darby subió un video en el que explicaba como había sido herida y se le había evidenciado con una intención “maliciosa” intentando dejar en mal a la empresa.

La respuesta de Stenson no se dejó esperar (participando muy activamente desde la cuenta de White Moose Cafe) y las burlas aun no terminan aunque eso sí, desde el inicio se ha dejado en claro que no está de acuerdo en que se le haga ciberbullying o se amenace de ningún tipo a la Youtuber.

La polémica ha sido tanta que incluso ya se han creado souvenirs en honor al tema y por supuesto, como toda especie de “crisis” mediática, ha ido creciendo al punto de lograr llegar a dar conferencias de prensa y comunicados.

Al final el beneficio ha sido mutuo pues la publicidad gratuita que han recibido ambas partes ha llegado al punto de tener su equivalencia en más de 4 millones de Euros. Al percatarse de ello Paul Stenson no tuvo desperdicio y ha hecho una factura para cobrarle a Darby esta cantidad más el valor agregado mofándose de la situación.

Por su parte White Moose Cafe ha usado esta polémica como su mejor carta y ha logrado generar miles de vistas. Ahora Stenson es catalogado por muchos como un genio publicitario que ha roto todas y cada una de las reglas establecidas.

Ahora compite contra expertos del marketing de cadenas restauranteras por el primer lugar de profesionales sin embargo hay quien cree que peca de presunción y defienden a la joven basándose en cómo es la dinámica en redes y la función de las figuras públicas .

Mientras pasa esta novedad, tú ¿Crees que merece el premio? ¿Te parece correcta la forma de actuar de ambas partes? ¿Quién tiene la razón?




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba